Composición química de la sandía

Composición química de la sandia

Propiedades químicas de la sandía

El origen de la planta de sandía la encontramos en el África tropical, lógicamente siendo una planta de clima tropical. La sandia se cultiva en las zonas cálidas de América y Europa. Las propiedades químicas en la actualidad en cuanto a su aproximación es muy aceptable, por lo que se han encontrado propiedades curativas para ciertas enfermedades, o como también para la alimentación de ciertos animales, con el objetivo de llevar al ser humano y a los animales a una dieta saludable.

Existe un análisis en la investigación de las propiedades químicas de la sandía y es que más del 90% es agua, y en su minoría se encuentran las vitaminas, proteínas, entre otros componentes que pueden ayudar a la salud del ser humano.

Composición química de la sandía

La famosa composición química de la sandía contiene licopeno, la cual los estudiosos la definen como el pigmento que viene por naturaleza en el tomate, el que le da el color rojo, como también a la sandía y algunas otras verduras que pueden ser un poco común en el lugar donde se vive.

Mayoría de población en el mundo consume la fruta fresca, por lo que, según la organización mundial de la salud, que en otras palabras la podemos conocer como OMS, reconocen que los consumos de alimento vegetales ayudan a prevenir daños cancerígenos al cuerpo.

El licopeno es un pigmento carotenoide el cual es sintetizado por la sandía, al igual que con otras plantas como el tomate, funciona como un antioxidante en nuestro cuerpo, en conclusión, de que el mayor porcentaje lo posee de agua y en su minoría casi el 10% del 100% de composición.

 

 Propiedades químicas de la sandía por cada 100 gramos

 

Energía 30 kcal 127 kJ

Carbohidratos    7.55 g, Azúcares 6.2 g, Fibra alimentaria 0.4 g, Grasas 0.15 g, Proteínas 0.61 g, Agua 91.45 g, Retinol (vit. A) 28 μg (3%), β-caroteno 303 μg (3%), Tiamina (vit. B1) 0.033 mg (3%), Riboflavina (vit. B2) 0.021 mg (1%), Niacina (vit. B3) 0.178 mg (1%), Ácido pantoténico (vit. B5) 0.221 mg (4%), Vitamina B6 0.045 mg (3%), Vitamina C 8.1 mg (14%), Calcio 7 mg (1%), Hierro 0.24 mg (2%), Magnesio 10 mg (3%), Manganeso 0.038 mg (2%), Fósforo 11 mg (2%), Potasio 112 mg (2%), Sodio 1 mg (0%), Zinc 0.1 mg (1%)

Fuente: Sandía, cruda en la base de datos de nutrientes de USDA.

Análisis de la composición química de la sandia

Las semillas se componen de un aceite, que puede resultar apto para la elaboración de comidas, y la corteza puede ser una idea para alimentar animales de corral.

Por sus antioxidantes de licopeno la sandía puede actuar como un remedio antiinflamatorio, como también analgésico, aunque no se encuentran estas prácticas comprobadas al 100% científicamente, pero esto dependerá del tipo de enfermedad y el tratamiento de la persona.

En la actualidad la sandía es utilizada por muchos nutricionistas para perder el peso naturalmente, debido a que las propiedades químicas de la sandía poseen citrulina, la cual es una sustancia puede tener capacidad para ejecutar una relajación exitosa en los vasos capilares, lógicamente esto puede mejorar nuestro metabolismo, produciendo efectos beneficiosos a nuestro corazón, fortaleciendo el sistema circulatorio.

La sandia es beneficiosa, por lo menos comerla de vez en cuando, porque todo al exceso es dañino a nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies